Historia de la Urinoterapia

Varios de los libros escritos sobre tratamiento con la orina, lo han sido por personas sin tiíulo de doctor, pero con el conocimiento y la experiencia en esta terapia de la orina; también hay varios libros escritos por médicos alópatas, naturopatas y de otros tipos de medicina.
Todos ellos escritos en Europa, India, sia y América. Hay papiros manuscritos antiquísimos hallados en las pirámides de Egipto, en Israel, en la India, en China y en Europa, que explican muy bien las bondades de la orina, algunos de estos escritos fueron hechos 3.000 y 4.000 años A.C. El libro médico más antiguo del que se tiene información, es de los textos hipocráticos que fueron encontrados en Egipto y su fecha data aproximadamente 1.000 años a.C. En estos dos últimos siglos Jhon W. Armstrong autor del libro «El agua de la vida» empezó a practicar la orinoterapia, según su libro, desde 1891 cuando su madre aplicó orina en su rostro hinchado ocasionado por picaduras de abejas; anteriormente los bisabuelos sabían que la orina era mejor que la penicilina formulada en los países controlados.
Por la antigua Unión Soviética, la India, el Pakistán y en toda Europa, en Sudamérica, en los EE.UU. y los gitanos de por si tienen esta práctica desde hace muchos años atrás. En el veda indú, libro sagrado para los indúes llamado SHIVAMBU KALPA se encuentran 107 versículos que hablan de la urinoterapia. Decon, maestro budista del Japón hace 800 años, fue seguido fervorosamente por más de un millón de personas.  Su secreto fue la curación de enfermos a base de urinoterapia. Existen datos y dibujos donde aparecen sus seguidores pidiendo la orina del maestro y éste compartiendo su orina mediante una caña de Bambú, de la religión JAINA en un libro llamado BABEHA VU se lee: «en caso de ayuno tomarse la orina: todo lo que salga». También los tibetanos que por tradición y costumbre practican todos los días la toma de su orina personal y viven hasta dos veces más que los que no toman la orina. Los odontólogos arabes, la han utilizado para curar la piorrea o caries dental, a la vez que como analgésico y antibiótico, y como desinflamante.
Los indios incas y aztecas según el libro del doctor Gerónimo Pompa -venezolano- dice que la orina los indios la utilizaban así: tres tragos al levantarse para quitar el mal aliento, cocida con Artemisa sirve para quitar dolores críticos y otros. Para indigestiones se bebe en ayunas y se unta en el vientre caliente.
Tomada la orina de mujer embarazada y mezclada con harina de trigo se hace un panecillo se medio calienta y se coloca tibio a las escrófulas.
La orina propia cura al asma, en los partos difíciles se tomará la mujer la orina del marido y rápido parirá! En el Salvador existe bien difundida esta práctica de la orina para curar conjuntivitis, otitis media, heridas, sinusitis, afecciones de la piel, picadas de animales, alergias y en la región del pacífico se usaba o se usa para todo tipo de enfermedades inclusive el alcoholismo.

En la India, a esta práctica de la ingesta de orina, se denomina Amaroli, también SHIVAMBU. En Japón Nyo- ryoho y en muchas otras partes:

ORINOTERAPIA
ORINATERAPIA
URINOTERAPIA
UROPATIA
UROTERAPIA
PIPITERAPIA
TERAPIA DE LA ORINA
AUTO ORINA TERAPIA
AUTO ORINOTERAPIA
AGUA DORADA
ORINAGE
AUTO ORINA
Pipí terapia
Isoterapia
Autoterapia

Cuenta la historia escrita por Herodoto, que un faraón recuperó la vista gracias a la orina de una joven y bella mujer que la hizo su esposa en actitud de agradecimiento.

Beber la orina de una mujer encinta o embarazada puede ayudar a otras mujeres áridas y estériles a tener descendencia.

El gran yogui del Tíbet llamado MILAREPA dice: Cuando tengo sed bebo el agua pura de los manantiales, en ocasiones bebo mi orina, ella es el caudal de la fuente de la compasión y bebiéndola bebo el néctar de los Dioses. En el DAMARA TANTRA, texto con más de cinco mil años de antigüedad se encuentra escrito: Con la orina pasa como con la serpiente. Guarda los venenos en la cola y en la boca por eso se utiliza la del medio.

Shivambu (palabra hindú con la que se le llama a la orina) es como un néctar divino que ahuyenta las enfermedades y la vejez.

Muchos miles de miles de personas en el mundo han rejuvenecido hasta 20 años menos de su edad haciendo ayunos con orina solamente y tomando agua pura por treinta días. Ademas te curarás y sanarás, quedarás fuerte, energetizado y joven.

En conclusión sobre la historia el uso de la orina como tratamiento es bueno profundizar, analizar, reflexionar y pensar que esto de que se usa 5.000 años o 4.000 años a. C. es una adefesio.

Pensar que el hombre sobre la tierra tiene millones de años incluyendo los atlantes, los lémures y los seres humanos actuales en toda su gestación y que un feto orina dentro del vientre de la madre que lo gesta y se toma todo ese orín dentro de la matriz, ademas observamos a los bebés cuando están gateando que se orinan en el suelo y gozan y se ríen palmeteando el suelo con la orina y llevándosela a la boquita y jamas se ha escuchado o sabido que un bebé se haya enfermado por esta práctica inconsciente como es tomarse su propia orina o la de los demas en algunos casos.

En otro libro antiguo titulado «ONE THOUSAND NOTABLE THlNGS» publicado en simultanea en los países de Inglaterra, Irlanda y Escocia y que habla de la orina, en un párrafo extractamos la siguiente y curiosa cita: «Un remedio universal y excelente para todas las destemplanzas internas y externas. El beber su propia orina por las mañanas durante nueve días seguidos cura el escorbuto y vuelve al cuerpo más ligero y alegre.

Es bueno contra la hidropesía y la ictericia bebiendo la orina como antes decía.

Lavarse la cara y las orejas con la orina caliente es bueno contra la sordera, ruidos y la mayoría de las otras dolencias de oído.

Lavarse los ojos con su propia orina cura los ojos llagados y aclara y fortalece la vista.

Lavarse y frotarse con ella las manos elimina el entumecimiento, grietas y llagas y hace más flexible las articulaciones.

Lavarse cualquier herida con ella es extraordinariamente bueno.

Lavarse cualquier parte que pique elimina la comezón.

Lavarse el ano es buena contra las hemorroides y otras llagas».

Al leer estas líneas de este párrafo en este antiguo libro no nos queda más que decir que: lo hemos experimentado hasta la saciedad y verdaderamente es real que la orina no tiene rival en la medicina mundial. Te la recomendamos.

 
© 2009 Orinoterapia | Design by www.vonfio.de